jueves, septiembre 16, 2021

LUCÍA FERNÁNDEZ DE DE GENNA: «NO HE PENSADO VOLVERME A CASAR»

Por: Angello Barahona

¿Qué siente nuestra eterna Miss Ecuador al llegar tan fuerte y bella a un nuevo cumpleaños?

Cuando llega este día especial, mi sentimiento inmediato es gratitud a Dios por mantenernos con salud, permitirnos seguir disfrutando de lo bello de la vida a pesar de momentos tan difíciles en medio de esta pandemia.

No creo que la belleza radique exclusivamente en el físico, pero tratamos de cuidarnos para tener siempre una expresión que me agrade, lo importante es que me siento bien, con fuerzas, optimista y motivada para seguir luchando todos los días de mi vida, tratando de ayudar y desde luego, trabajando duro por conseguir los objetivos propios y comunitarios.

Haber recibido muchos mensajes, llamadas, visitas de mis amigos y seres queridos, es lo más bello que me puede suceder en mi cumpleaños.

La gente quiere verla en algún cargo político, pero prefieres la tranquilidad empresarial y del hogar…

Siempre he dicho y lo sostengo, que para servir no es necesario haber ganado una elección, uno debe de retribuir a la sociedad lo mucho o poco que ha recibido, yo lo hago con cierta mezcla de amor, coraje y valentía.

Manta y nuestra sociedad, necesita del concurso de personas trabajadoras y justas para hacer de la política una práctica honorable, aunque no me quita el sueño un cargo político, hoy por las múltiples sugerencias y pedidos de amigos y organizaciones sociales, no descarto participar, aunque creo que falta mucho tiempo para volver a las urnas, así por ahora pienso más en contribuir que en hacer campaña electoral.

¿Lucia se volvería a casar?  ¿Está usted enamorada?

(Se ríe). ¡Ay Angello! me hace reír con sus preguntas. No, no estoy enamorada, y no me pienso volver a casar.  Enviudé hace 6 años y mi recuerdo a mi esposo es permanente.

Le pregunto porque se la ve no sólo joven, sino también fuerte y sana…

Joven no (ríe) sana y fuerte sí. Ahora empieza mi etapa de abuelas. Ya tengo un nieto y otro que está en camino. Esa es mi nueva etapa de vida. La de ser una abuela feliz.

Y yo le digo… ¡Y bella Lucía!

spot_imgspot_img